Nuestro Legado

Un viaje al Pasado

Bodega_historia

Tradición

Su encanto, al estilo de las grandes maisons de Reims y Epernay, reside en su interior, con un legado subterráneo de una riqueza que no advierte en su modesta fachada. Sus instalaciones se levantan sobre más de 500 metros de calados y lagos vitrificados originales de los siglos XVI y XVII que aun conservan la magia y la leyenda vivida en cada rincón de sus cuevas.

Capilla

Legado

Tanto las naves de guarda como el cementerio de botellas de Marqués de Arviza se hallan enterrados a más de 12 metros de profundidad, en calados de sillería donde aún hoy puede verse la firma de sus canteros y que indican que se utilizaron piezas de calzadas romanas para construirlas. Entre sus salas, una antigua capilla cristiana, dos lagos de azulejo de vidrio donde antaño se elaboraba el vino o excavaciones que permiten al visitante descubrir la generosa composición del terroir riojano.

Mesabodega

Cultura

Sumergirse en sus profundidades es volver al pasado y comprender una manera de vivir, la de la gente de Fuenmayor, que ocupaba la mayor parte del año en sus viñedos y aprovechaba el frío para construir sus bodegas y calados. Así, cada uno de los arcos de media punta que componen los pasadizos, representa un invierno de trabajo y dedicación y constituyen una joya única del patrimonio artístico y cultural riojano, además de proporcionar las condiciones de temperatura y humedad idóneas para la maduración de sus vinos.

Carrito
There are no products in the cart!
Subtotal
0,00 
Total
0,00 
0